Perspectiva oriental sobre el estilo de vida

Es interesante, tratar de descubrir como anteriormente el estilo de vida de nuestros antepasados era mucho mejor a comparación de lo que el estilo de vida para hoy en día es.

Ya hemos vivido mucho en esta época, llena de ajetreo pero bien analicemos como era la perspectiva oriental sobre el estilo de vida.

Aunque, ciertamente; podríamos decir que antiguamente no había la tecnología que tenemos hoy en día, pero si miramos sus arquitecturas o sus enseñanzas. Nos podemos dar cuenta que la tecnología quizás estuvo más avanzada.

Y si miramos como fue que tanto conocimiento fue delegado con el paso del tiempo hasta hoy en día. Podríamos notar que la perspectiva oriental era mucho mas rica de lo que podemos notar el día de hoy.

Mucha información fue entregada por nuestros antepasados como: la agricultura; técnicas de estudios de las estrellas; al igual que comportamientos para poder vivir bien en la sociedad.

Muchos sabios y filósofos de diferentes épocas, entregaron un gran legado al conocimiento. Y si observamos. Antiguamente, existían muchas personas que estaban conectados directamente con Dios.

Llamemoslo profetas, santos o seres iluminados. Aunque hoy en día existen, pero no son tan notables como en esa época.

¿Existía el estrés en el antiguo oriente?

Ciertamente, no podemos afirmar o negar sobre el estrés que se pudiera padecer en el antiguo oriente. Ya que bien sabemos, que también existían ambientes hostiles.

Efectivamente, se producía el estrés. Pero si podemos observar los hábitos con la que vivían las personas de la antigüedad en el oriente.

Si nos vamos para china, podemos ver como ha prevalecido ciertas técnicas para vivir saludablemente, y sobretodo tranquilamente. Podemos ver que la tradición china nos deja el uso del Tai Qi o el Qi Gong.

Al igual  Kung Fu, que es una disciplina para poder educar a nuestro cuerpo y nuestra mente.

También la filosofía entregada por maestros filósofos como Confusio, Lao Tze y los emperadores que dejaron la enseñanza a través vez del TAO.

La perspectiva oriental sobre el estilo de vida aún va mocho más allá. Si miramos en el antiguo Japón, se desarrolló las técnicas Zen. Donde se podía lograr tener un grandioso estilo de vida lleno de paz y armonía.

¿A quién no le gustaría tener ese estilo de vida?

Claro que un gran numero de personas, esta buscando reencontrarse con la enseñanzas antigua, y eso se da; a que hoy en día.

La monotonía de la ciudad, el estrés, y esos factores, que hace que las personas de nuestra civilización en un momento de desesperación que tienen con su estilo de vida, Comiencen a buscar alternativas para hallar la tranquilidad.

Empecemos a descubrir la perspectiva oriental sobre el estilo de vida!

Bien conocido hoy en día, como técnicas para la relajación encontramos la ciencia del Yoga. Que nos ayuda a tener un cuerpo elástico, y también lograr sentir nuestro cuerpo vivo. Como nunca antes lo habitamos sentido.

Las Runas: Estas herramientas son claves, y esenciales que ayudan a nuestro cuerpo estar en una vibración mucho más elevada; al igual que nuestro estado de consciencia.

Los Koanes: Esta técnica, es entregada por antiguos maestro para alcanzar la iluminación; Consiste en hacer una pregunta que no podamos responder durante un momento de la meditación.

Dentro de lo artístico, podemos encontrar la danza árabe. Que maneja mucho la energía sexual para lograr transformarla.

El Tántra: es una técnica meditativa, que ayuda a las personas que tienen pareja a tener una vida más armónica, y transformar muchos defectos, para lograr así sublimar la energía sexual y enfocarla en el uso completo de esa energía.

Qi Gong: Es una técnica de movimiento meditativo y consciente, donde se realiza de una manera muy lenta pero que mueve grandes energías en el cuerpo para que este siempre sano y renovado.

El Tao: Dentro de la cultura oriental se encuentra esta filosofía, que no es en sí una religión. Pero si una perspectiva oriental sobre el estilo de vida deseado. Pues el Tao se aplica a todo. Relación de pareja, en el trabajo y el hogar.