Momento de oración y poesía en el estilo de vida

¡Orar todos los días mejora mi estilo de vida?

 Algunas veces, oramos por costumbre.  Sin embargo, hay muchas personas que generan ninguna una oración.

Esto a su vez tiene algún significado, porque nos enseñaron a orar desde nuestra familia. Es importante recalcar que la oración hace que cada día sea diferente, porque de alguna manera estamos saliendo de la monotonía.

Hay personas, que oran con las plegarias  diarias que nos enseñaron en las iglesias, como lo son el padre nuestro el Ave María. Sin embargo en el momento de la oración es importante adentrarnos más allá en las palabras profundas y significados.

Entrar a orar, es un instante en que se busca el vacío, y desde ahí, empezar a hablar con aquello que es divino. Ojalá que desde ahí hubiera un proceso de meditación y al mismo tiempo de poesía.

En la poesía, podemos narrar todos los hechos de la vida diaria, y al mismo tiempo, nos estamos conectando con la Fuente, en un instante de inspiración profunda.

¡Sé que para muchos la poesía es algo que se dificulta pero se puede lograr hacer?

Entrar en la poesía, quizás para muchos, no se logra encontrar la conexión; sin embargo es importante tratar de hacerlo cada día, porque a través de la poesía nuestro espíritu empieza a  florecer.

Eso hace que nuestro día sea totalmente diferente.  Intenta con poemas simples, así sean oraciones cortas, pero el propósito es hacer una oración que se llene de poesía, y cuando eso pasa, nuestro día tendrá sentido diferente.

Entre más allá en la poesía, te darás cuenta que algo te inspira, y las palabras más profundas surgen de tu alma, entonces llega momento en que sólo será una inspiración divina.

Hacer esto en la hora del desayuno, o también en la hora del almuerzo, hace que el alimento se transformen totalmente, y una vez el alimento se haya transformado su sabor lo vas a notar diferente.

Una vez hayas probado este nuevo alimento, te darás cuenta, que tu corazón, estará más agradecido. Ya que podrás observar o percibir, que desde el alimento, muchos seres influyeron. Para qué este alimento esté ahora en tu mesa.

Te darás cuenta, que tanto la lluvia, el viento,  el sol, la persona que cultivo y cosechó ese alimento. manifestarón de su energía y de su voluntad. Desde que se que comenzó el día a día, y es lo que ahora consumes.

Entonces la poesía,  conécta de alguna forma al ser humano,con lo que consume, y su estilo de vida.

En la oración, te podrás dar cuenta que la vida cotidiana cambia para bien, pues de alguna forma se cultiva el corazón, para que esté con alegría viva de forma diferente.

Te invito a que esta vez, trates de realizar una pequeña poesía. Así podrás conectar tu alma a la esencia de Dios. Pero recuerda, que la poesía inspira, y aquello que tú canalizas, se va mucho más allá de lo que percibes.