Las personas no pueden vivir sin ira

¿Acaso las personas que me rodean no pueden vivir sin ira?

Esta es una gran pregunta, ya que observamos que todo el mundo vive de la ira y lo Peor es que nos impulsa a vivir con ella.

Hoy en día observando las actitudes de las personas, podemos ver que ya es un gusto y que las personas no pueden vivir sin ira.

Podemos escuchar a nuestros compañeros diciendo: Es que no debes dejar que te pisoteen, no te debes dejar de fulanit@ o también yo se lo hago el doble! Podemos escuchar consejos así que lo único que hace es perjudicarnos.

Por eso hoy en día las personas no pueden vivir sin ira. Es un carácter que incluso enamora a muchas personas, sobre todo cuando los hombres les gusta ver una mujer que se ponga de mal genio que por cierto no es para nada difícil.

También podemos confundir la ira con la tenacidad, por que como lo dije anteriormente eso enamora a las personas.

En la familia podemos notar que siempre vemos un ambiente hostil cuando observamos la cantaleta que nuestra madre le echa a nuestro padre y eso genera un hábito que nos programa para comenzar a realizarlo de la misma manera.

Cuando estamos ya en la etapa de la adolescencia nuestra personalidad nos impulsa a decir yo hago lo que se me dé la gana y sencillamente comenzamos con un ambiente de rebeldía para con la familia y compañeros.

bad-girl

Por eso ya las personas no pueden vivir sin ira, puesto que es un hábito y es de mal gusto vivir sin él, es una necesidad armarnos y salir a darnos espada con todo el mundo.

Pensamos que la ira es sinónimo de poder y por eso no queremos dejarnos de nadie y no comprendemos el significado de la humildad y la sencillez.

¿Ser humilde no es sinónimo que te por badajeen o te pisoteen?

NO! Ser humilde no es sinónimo que te pisoteen o ultrajen tus derechos, sencillamente es aceptar que hay cosas que nos suceden en el día a día de las cuales  hay que dejar de enfrentarse y enmascarar.

La palabra aceptar es lo más principal. Si te roban, acepta que te robaron y déjalo ir. Eso es humildad. Si alguien vio mejor el trabajo de otra persona pues acéptalo es lo que le corresponde a esa persona y no a ti.

La humildad es el desapego del ego por tanto así estemos rodeados de lujos y tengamos un estilo de vida deseado, no vivimos para eso, lo dejamos ir pues si perdemos lo que adquirimos, para la humildad es estar bien. No importa.

Por eso las personas no pueden vivir sin ira, puesto que les cuesta desapegarse de las cosas. Sobre todo del egoísmo y egocentrismo.

Esto es un hábito que ya está muy encarnado en nosotros mismos y que es como si nos quitaran el alimento diario. Pelear con el chófer de un bus o con la de la tienda porque no me atiende es la forma que debería ser.

Por eso si aprendes todo el significado de la humildad y la aceptación, puedes tener una vida bastante tranquila. Lo más importante también es la práctica de la paciencia y comprensión.

Si practicas siempre la benevolencia, puedes entonces dejar a un lado el actuar del común de la gente como observamos en el título de este artículo: Las personas no pueden vivir sin ira.