Estilo vida dentro del matrimonio

Relaciones de pareja y su estilo de vida.

Si le preguntamos a una pareja ¿Cómo es el estilo de vida dentro del matrimonio después de varios años?… Se quedarían mirándose fijamente a los ojos y dirían: ¡qué aburrida o harta!

Esto lo podemos ver en un gran número de parejas, aunque hay muy pocas que podrían decir que realmente es divertida.

¿ Pero por qué es aburrida las relaciones de pareja después de un tiempo?

Ciertamente se escucha decir entre ellas mismas la palabra clásica: Es que el amor se acaba... porque la persona ya no es la misma como lo era cuando me enamoraba y conquistaba.

Esa frase es la más común de escuchar pero da pie para más preguntas como: ¿Cuándo te casaste con tu pareja estabas segura que la amabas? O también ¿por qué el amor se acabó?

Las respuestas que escucharíamos frecuentemente son todo se convirtió en rutina, ver a la misma persona todos los días, recordarle la misma cosa todos los días o en el caso de los hombres aguantarle la cantaleta a las mujeres todos los días y siempre sobre el mismo tema.

Esto se debe a que a ella nada la complace y a él porque no puede ver más allá de la simplicidad del mundo en el que vive.

Cuando las riñas día a día comienzan el famoso amor que se mostraban día a día empieza a desaparecer y el amor se “va” porque sencillamente él o ella no están en la etapa con la que comenzaron a conocerse mutuamente.

¿ Pero cuál es la verdad en la relación de pareja?

Para poder entender el estilo de vida dentro del matrimonio hay que entender que una cosa es la etapa del aprendizaje de conocer a la otra persona y otra muy diferente es el estar conviviendo día a día con las actitudes y hábitos en forma de rutina.

Desde el punto de vista científico y psicológico, las parejas que se empiezan a conocer están empezando a moldear la otra persona con base a una foto que tienen en sus mentes de una pareja ideal que fue concebido en algún recuerdo, de querer ver a una persona que se convierta ya sea en nuestro padre o nuestra madre y corregir lo que estaba mal en nuestra niñez con esos padres.

Esa persona de la que nos enamoramos no es más que un cuadro de lo que nos gustaría que nuestro padre o madre fuesen, entonces en caso de las mujeres buscan protección, cuidado y que las consientan y en el caso de los hombres, ternura, servicio incondicional y soporte.

Pero el estilo de vida dentro del matrimonio se transforma, porque esa imagen que tenemos de la otra persona no es la que corresponde a nuestra foto mental. En el caso de las mujeres, si deseaban que su padre les trajera helado los domingos y la pareja que tiene actualmente no lo hace, entonces su molde mental se va fracturando con el paso del tiempo ocasionando que esa falsa ilusión termine rompiéndose en mil pedazos.

Aquí es donde el famoso amor se pierde. No por el hecho de no ser detallista o de no expresarse de la misma manera durante el momento de la conquista, la verdadera desilusión tanto para él como para ella reside en que nunca hubo amor. Solo llenar una carencia o vacío con la otra persona queriendo que esa persona sea esa foto que queremos que sea.

Si lo miramos desde el punto de vista espiritual, cuando una pareja decide estar acompañándose es porque una persona no conoce a la otra durante toda su vida. Si la pareja no preconcibe conceptos sobre la otra, descubririá que esa persona cada día es distinta y diferente.

Cuando acepta que esa persona no es como cuando el día que la conoció, es cuando el amor empieza a manifestarse.

¿Cómo es eso no entiendo? Pues sí! Desde el punto de vista espiritual no existe el concepto que hoy en día conocemos como enamoramiento, pues para lo espiritual eso no es más que una energía que entra y sale conforme a nuestras carencias. Pero el amor si perdura y es para siempre cuando realmente se conoce que es el amor.

El amor y el estilo de vida dentro del matrimonio

El amor, muy contrario a los conceptos e ideas que aprendemos a través de la televisión, la familia, los amigos etc. Se da cuando no hay apegos, cuando no existe el sufrimiento y existe una mente calmada, cuando existe un centro en nuestra vida y estilo de vida.

Cuando hay amor…Somos libres y dejamos a la otra persona sea libre, le damos libertad en su espacio al igual que tomamos libertad en nuestro espacio. Viene la verdadera felicidad no porque nos la dé la otra persona sino porque la felicidad la hemos encontrado en nosotros mismos.

El amor es vivir en armonía con las personas que nos rodean, es tener paciencia y tener control sobre las emociones. Donde no entra la ira, ocurre una transformación a través del amor y se convierte en quietud y serenidad.

El estilo de vida como pareja se transforma por que el uno no espera nada del otro. No espera que se preocupe por ella o que le escriban poesías románticas de vez en cuando o que le llame en cualquier momento del día. Cuando hay verdadero amor y conocimiento de este, se comienza a dar de lo que tenemos dentro de sí para ayudar al crecimiento de la otra persona y su evolución espiritual emocional y mental.

Entonces nace la paciencia, se comprende a la otra persona y se manifiesta el ayudar a la otra persona a que sea libre y feliz conforme a un crecimiento personal.

Ya cuando se alcanza la iluminación se comprende que no se necesita de esa otra persona, que te encuentras en plenitud con esa consciencia universal y que tu parte femenina como masculina es parte de ti, tan solo ayudas a los demás a alcanzar la plenitud porque la consciencia de la individualidad desaparece y te formas en parte de todos.

Para los maestros y seres iluminados el estilo de vida dentro del matrimonio no es más que aprender a vivir para tu esposa o esposo de la misma forma que viviría para todo el mundo bajo los designios del creador. Sirviendo con misericordia y compasión, entonces El amor es para siempre y perdurable… Lleno de cosas nuevas cada día.