El hogar y el estilo de vida

Entorno familiar. ¿En qué papel te encuentras?

Si bien podemos tener un entorno familiar que desarrolla desde nuestra formación una costumbre y unos hábitos explícitos de nuestros padres, hermanos o pareja, dan la semilla para que germine en el hogar y el estilo de vida.

¿Pero en qué papel o rol te encuentras ahora?

Eres madre, padre, hijo, hermano o pareja? cualquiera que sea este rol, debes tener en cuenta que los hábitos que forman tu estilo de vida en el hogar viene de raíces atrás, desde tus abuelos, tatarabuelos y toda la rama de ese gran árbol genealógico que es donde procedes.

Todo ese gran árbol genealógico es lo que moldean el carácter y el estilo de persona que eres hoy en día.

Aunque se pueda ver como algo no directo con nosotros. Bien podemos estudiar a través de un método científico que un comportamiento de un individuo tuvo su origen en algún momento de la historia por un antepasado que incluso pudo ser desde hace miles de años pero que genéticamente en nuestro ADN ese hábito lo llevamos a nuestro hogar hoy presente en nuestro estilo de vida.

Del mismo modo en una de las culturas orientales donde se habla el tema de la reencarnación y de los karmas se puede notar que también un hábito puede ser contraído desde una vida pasada por el residuo de ego y que esos egos los traemos en una nueva vida encarnada junto a ellos todos los efectos que generaron las causas pasadas.

Para las filosofías orientales existe el karma en el hogar y el estilo de vida, ya que pueden existir familias muy armoniosas como otras que se encuentran en conflicto total y si le sumamos el factor hereditario y las costumbres sociales de un país, da como resultado el molde perfecto de los hábitos del ego junto con su cadena kármica.

Si eres padre y madre ten por seguro que en muchas vidas lo fuiste también y que tu actuar hoy en día no está para nada lejano de como actuaba su tatara tatara abuelo(a) muchos años atrás, eres víctima de un patrón, hábito y temperamento de tus ancestros.

10 pasos para mejorar el hogar y el estilo de vida:

1. Si eres hijo/a realiza las tareas que te piden tus padres que hagas de buena manera pues tus células adquieren esa información de cambio y transformación y cuando tengas hijos, ese nuevo chip estará implantado en sus células y así actuarán contigo. Esto genera ventura.

2. Evitar las discusiones con tus familiares. Bien sabemos que cada individuo actúa de una forma diferente a cada instante todo a causa del ego. Si sabemos esto, debemos amoldarnos a nuestro carácter y también al de los demás porque todas las discusiones son las diferencias marcadas de la percepción de la vida y que con el paso del tiempo podríamos descubrir que llegamos a la verdad del otro en algún momento de nuestra existencia y que también terminamos contradiciéndonos a cada instante por qué no tenemos la verdad.

3. Comprender que el núcleo familiar donde te encuentras es el resultado de todos tus actos pasados ya sea en esta vida o en las anteriores y si desde este momento generas una transformación de un hábito así sea tan pequeño como lavar una cuchara, estas logrando que la armonía rodee todo tu hogar y el estilo de vida.

4. Ver el amor en cada acto cotidiano que tenemos con esas personas. Si bien podemos tener roces con nuestros familiares por cualquier motivo, ver que en cada disgusto se nos está mostrando nuestras reacciones y nuestros comportamientos. Entonces agradece eso que puedes percibir para generar más cambios día a día y así tu corazón estará rodeado de bondad y compasión.

5. Si estas en una relación de pareja es importante que tengas claro que esa pareja que elegiste para tu vida no es para que te llene los vacíos o carencias que tú tienes, porque de lo contrario la desarmonía se manifiesta como torbellino en noche tormentosa.

6. Ayuda a tu pareja no con lo que desea escuchar o sentir cada día, pues eso no es más que alimento para su ego, si no con la verdadera enseñanza del amor misericordioso para que ella misma descubra que el afecto y el complemento que él/ella necesitan está dentro de sí mismo. El amor es un hilo que se extiende y recoge a la vez para lograr ser un manto de seda suave y elegante.

7. En la familia el aprendizaje real es de uno mismo. No prohíbas, no mandes ni des órdenes, sencillamente enseña y muestra las causas y efectos de cada acto, respetando la decisión de cada persona y verás que conmoverás el corazón de las demás personas y estas harán por si mismas lo que la armonía trae dentro de sí

8. El amor en la familia tiene su raíz en el desapego. Suelta tus hábitos, tus costumbres, tus sentimientos por esos seres que te acompañan pues todo es transitorio y ellos no estarán en algún momento contigo.

9. Comprende que cada persona está aprendiendo, así que debes dejar que la otra persona experimente su vida, sus costumbres y sus decisiones pues recuerda que a través de lo falso se encuentra lo verdadero y lo real, tú solamente eres la enseñanza para la otra persona a través de tus hábitos para que se amolde y adquiera consciencia.